martes, 29 de agosto de 2017

Versión prohibida de 'El Patito'. El triste legado de Benjamín Mackenna y los 'Huasos Quincheros'



Tal como dijo Ricardo Tamayo, en un artículo publicado originalmente en el periódico El Insular el día 1° de Febrero de 2008, es "cíclico ver cada cierto tiempo", que estos infames incitadores del Golpe de Estado den entrevistas en medios de comunicación que prestan sus plataformas para reabrir las heridas del pasado.

Es el caso de Benjamín Mackenna el líder de los "Huasos Quincheros", publicó el día de ayer su "manifiesto", en el ocaso de su vida, ya con 82 años, Mackena dijo que, "Victor Jara era un cantante regular"

No sé a qué fue el caso de provocar al lector común, las redes sociales ardieron en insultos para el vejete cantante, porque de verdad es la forma más sutil y más fina de referirme a él: Mientras a Víctor Jara lo asesinaban por amar a su pueblo, Benjamín Mackenna y los Quincheros los aplaudían por besar las botas de los fascistas asesinos. 

Es que si comparamos la gran creación de Victor Jara, "Plegaria a un labrador" con la de Los Quincheros "El patito chiquito" me pongo a llorar, pateo las puertas de la rabia y mejor me inmolo. NO lo haré, prefiero cambiar 15 millones de Quincheros por un Víctor Jara... y pago la diferencia.

 

Los Huasos Quincheros pasaron a ser el tipo de conjunto con el que la Junta Militar creyó que podría borrar el recuerdo de todos los demás músicos de raíz folclórica lejanos en el exilio. Tanto así, que el grupo se ganó el cupo artístico para representar a Chile en el acto inaugural del Mundial de Fútbol de 1974, en la República Federal de Alemania (y tras el cual no pudieron librarse de los golpes de compatriotas exiliados). Siete años más tarde, serían de nuevo los Quincheros los encargados de darle en Santiago una bienvenida de tonadas y cuecas al polémico Henry Kissinger. 

Hubo pocas canciones en la banda sonora íntima del dictador Pinochet. Su ignorancia sobre la música la pagó la cultura chilena con sangre, censura y vulgaridad.

Felipe Henríquez Ordenes






Comenta esta entrada vía facebook | Tu opinión me interesa ~ Gracias!

Por un debate sano y respetuoso

Por un debate sano y respetuoso