miércoles, 28 de febrero de 2018

Cuando Pablo Honorato cubrió el «crimen pasional» de Marta Ugarte

   



Tras revelarse que el periodista de Canal 13, Pablo Honorato, luego de 42 años en la estación no se le renovara el contrato, las redes sociales recordaron cómo participó desde su oficio, de manera cómplice, en el reportaje del crimen de la comunista Marta Ugarte. Honorato presentó el caso como un "crimen pasional".

Porque además de tener la seguridad que ya no se verá tan seguido al rostro de uno de los periodistas que participaron desde su oficio transgrediendo todas las normas y éticas de la profesión de reportero.

En el documental “El Diario de Agustín” se registra cómo la prensa de la época intentó encubrir el crimen, ya que visibilizaba la política del Ejército de hacer desaparecer los cuerpos de los ejecutados lanzándolos al mar. Mientras El Mercurio, La Tercera y La Segunda describieron a la profesora comunista como una “bella joven” (Marta Ugarte tenía 42 años) muerta producto de un crimen pasional, en Las Últimas Noticias el hoy reconocido periodista judicial Pablo Honorato fue más allá, adjudicándole identidad.



En la edición de LUN del 14 de septiembre de 1976 se puede leer cómo el “enviado especial” Pablo Honorato informa que en la playa La Ballena, cercana a Pichidangui, se encontró el cuerpo de una “hermosa muchacha de 23 años”, estrangulada por un alambre y un pañuelo y que además presentaba fracturas en ambas muñecas y la mandíbula, además de heridas punzantes. El feroz crimen, relata el periodista. Probablemente fue cometido por “un maniático sexual” y se piensa que la víctima es una estudiante de la capital. Además, recalca que es un sector donde esos crímenes son habituales, contando el caso de una profesora alemana que fue violada y estrangulada por un pescador tiempo antes.

El periodista Pablo Honorato también es conocido y criticado por su despacho en vivo encubriendo el asesinato de Augusto Carmona  Acevedo, Editor Jefe del Canal de Televisión de la Universidad de Chile, que fue detenido y torturado por la CNI. El 7 de diciembre de 1977 Honorato informó en vivo de la muerte de un “subversivo”, resultado de un “enfrentamiento” con la policía, omitiendo la obviedad de la tortura en el cuerpo de Carmona y su identidad, siendo que lo conocía. No ha enfrentado proceso judicial alguno por su relación con la CNI y en 2015, luego de ser agredido por la madre de los hermanos Vergara Toledo en Tribunales, se defendió señalando que “no fui cómplice de la dictadura como algunos dicen. Me tocó ejercer en un período complicado y yo no podía hacer más de lo que me pedían”.

Hay noticias que alegran y refuerzan el creer que, al menos, hay justicia moral en un Chile que experimentó desde su seno, el Terrorismo de Estado.

Felipe Henríquez Ordenes


   



Comenta esta entrada vía facebook | Tu opinión me interesa ~ Gracias!

Por un debate sano y respetuoso

Por un debate sano y respetuoso